La medida se toma por el aumento de casos de COVID-19 que genera preocupación a las autoridades.

Ante el aumento de la curva de contagio de COVID-19 en Villavicencio y el mal comportamiento ciudadano, el alcalde de la ciudad, Felipe Harman, decretará para este fin de semana un simulacro de confinamiento en toda la ciudad.

La medida regirá desde el viernes 7 de agosto y busca frenar la expansión del coronavirus.

Según el mandatario, solo podrán funcionar farmacias, grandes superficies, restaurantes por domicilio, servicios de salud, funerarias, y el servicio público de transporte tipo taxi a través de plataformas.

Adicional, el alcalde estudia la posibilidad de decretar ley seca durante el fin de semana, además de toque de queda a partir de las 5:00 de la tarde.