Durante el mes de julio 19 departamentos han sufrido algún tipo de afectación a causa de las lluvias, sumando más de un centenar de eventos entre los cuales este fin de semana se presentaron dos graves, en Villavicencio, Meta, y Chiriguaná, Cesar, ambos lugares con declaración de calamidad pública.

En la capital del Meta hay 12 puntos críticos, afectando a más de 150 familias, según explicó David Riaño, director de la oficina de Gestión de Riesgo de Villavicencio. En todo el departamento fueron 9 municipios afectados el fin de semana, dejando a 466 familias damnificadas por el desbordamiento de 15 ríos.

En Cesar, el 70% del municipio de Chiriguaná quedó inundado luego de los aguaceros de los últimos días que no dieron tregua.

Según informa el Ideam son 82 los municipios que podrían verse impactados por desbordamientos de ríos a causa de las lluvias que ya tiene en alerta roja a los ríos Meta, Inírida y Guaviare. Situación que se espera que continúe, según señala el Instituto.