or «poder preferente», la Procuraduría General de la Nación informó este miércoles que asumió el proceso que adelantaba la Inspección General de la Policía Nacional por la muerte del abogado Javier Ordóñez, luego de recibir varias descargas eléctricas por parte de dos miembros de la Policía.
“El Ministerio Público abrió una indagación con la que busca establecer e individualizar la participación que habrían tenido durante el operativo miembros de la Policía Nacional adscritos al cuadrante 47 del CAI de Villa Luz, en la localidad de Engativá, y el trato que se la habría dado al ciudadano una vez fue conducido en una patrulla de la institución”, comunicó la Procuraduría.

El ente de control ordenó la práctica de pruebas con la finalidad de identificar a los uniformados que participaron en la inmovilización del ciudadano, así como del uso que se dio en el operativo a la pistola taser.

La Procuraduría justificó la indagación preliminar argumentando los términos del artículo 150 de la Ley 734 de 2020. Se pretende establecer la ocurrencia de la conducta, si se encuentra prevista como falta disciplinaria, los posibles autores de la misma y si se actuó bajo el amparo de una causal de exclusión de responsabilidad disciplinaria.

El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, aseguró que la institución dará toda la información necesaria para aclarar los hechos alrededor de la muerte de un ciudadano.

“El Ministerio de Defensa rechaza y condena cualquier acto de un miembro de la Policía que incurra en violaciones a la ley o desconocimiento de los reglamentos internos. Esta actitud corresponde a la política de cero tolerancia con la corrupción o cualquier desconocimiento o violación de las normas legales”, señaló el ministro.