viaducto de Chirajara

Esto le fue confirmado a El Espectador por dos personas involucradas en el proceso que, sin embargo, pidieron la reserva de sus nombres, pues la información no ha sido divulgada oficialmente.

Este diario contactó a representantes de Coviandes (concesionario de la vía Bogotá-Villavicencio y responsable máximo de la obra), pero aún no ha obtenido respuesta de su parte.

Esta noticia se conoce luego de que las cabezas de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) confirmaran en entrevista con este diario que la propuesta de esta entidad respecto al proyecto es empezar, literalmente, de ceros: cambiar el diseño de la estructura y descartar la cimentación que quedó en pie.

 viaducto de Chirajara

Esta propuesta, vale la pena aclarar, no es una decisión tomada aún, pero cambiaría por completo el panorama porque incluye desechar los diseños ya hechos (a cargo de Eiffage), cambiar el modelo del puente (de viaducto Chirajara atirantado con torres en forma de diamante a puente atirantado de voladizos sucesivos) y añadirle, al menos, seis meses más a la obra por cuenta de los cimientos de la nueva estructura que tocaría hacer.

En la accidentada historia de la reconstrucción de Chirajara, los cimientos son tanto la base de la estructura, como la nuez de una dura disputa entre Coviandes y la interventoría del proyecto, a cargo de Ginpro.