La Defensoría del Pueblo rechazó el uso excesivo de la fuerza por parte de dos agentes de la Policía contra un ciudadano que murió luego de recibir varias descargas eléctricas en la ciudad de Bogotá.
“La Defensoría rechaza que se presenten acciones en las que predomine el uso excesivo de la fuerza. Por tal razón, solicitamos a la Policía esclarecer hechos ocurridos en Bogotá. La Defensoría verifica cualquier situación que pueda violar los derechos humanos”, señaló la entidad.

La Policía informó que ya se adelanta la investigación del hecho en el que estuvieron involucrados dos policías y que derivó en la muerte de Javier Ordóñez de 45 años, quien recibió varias descargas eléctricas en el barrio Santa Cecilia.

De acuerdo a la información que se tiene hasta el momento, los policías se habrían acercado al ciudadano por estar en estado de embriaguez , sin embargo, en varios videos que circulan en redes sociales se observa que pese a que los dos agentes tenían sometido a Ordóñez, continuaron haciendo uso del taser.

En uno de los videos se escucha al ciudadano pedir a los policías que no lo agredieran más con la taser. “Déjemne ya tranquilo”, les dijo en varias ocasiones. El hombre habría sido trasladado a un CAI cercano del lugar de los hechos, donde murió minutos después.

“Los uniformados atienden el llamado por un caso de riña en vía pública en el sector de Villa Luz, al hacer presencia notan a ocho personas en estado de alteración, al tratar de mediar los uniformados son atacados por lo que proceden a controlar a una persona, quien después manifiesta malestar, es trasladado a un centro asistencial en donde lamentablemente falleció”, explicó la Comandancia Operativa de la Policía.