La decisión tiene lugar en el marco de una causa que lo investiga por supuesta manipulación de testigos, y en la que se encuentra acusado de fraude procesal y soborno. Es la primera vez en la historia que se impone una medida de esta naturaleza a un ex jefe de Estado

El ex mandatario se hizo eco del hecho en su cuenta de Twitter: “La privación de mi libertad me causa profunda tristeza por mi señora, por mi familia y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la Patria”, expresó.

Uribe, ex presidente de la República entre 2002 y 2010, no solo fue el primer mandatario en servir dos períodos consecutivos en el primer cargo de Colombia, sino que se encargó de poner en su remplazo a su sucesor, Juan Manuel Santos, hoy uno de sus más grandes rivales políticos, y de ser la pieza clave en el ascenso del actual presidente Iván Duque, su pupilo durante sus primeros años en el Senado, donde todavía sirve como legislador.

Todo sucedió después de un debate en el Senado que organizó Iván Cepeda, parlamentario del Polo Democrático, el partido de izquierda más grande de Colombia, quien es un férreo contradictor de Uribe. En dicho debate Cepeda trató de establecer un vínculo entre el ex presidente y el surgimiento del paramilitarismo en Antioquia, además de afirmar que Uribe era una ficha clave para entender el auge del narcotráfico en el país.

Cepeda presentó una serie de testimonios de ex paramilitares. Entre ellos, el de Juan Guillermo Monsalve, quien era el mayordomo de la hacienda Guacharacas, propiedad de la familia Uribe. En su declaración, aseguró que en ese lugar y con el conocimiento de Uribe, entonces Gobernador de Antioquia, se había fundado el Bloque Metro de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), la organización paramilitar más grande del país.