covid 19
Por eso, el riesgo de una segunda ola de casos, como la que están viviendo Francia o España, con incluso más contagios que en la primera fase de la pandemia, obligó a las autoridades de salud a fortalecer los esfuerzos de campañas pedagógicas y, a los ciudadanos, a poner en práctica a cabalidad las medidas de autoprotección: lavar las manos, usar tapabocas y evitar aglomeraciones.

Y ya que es latente una segunda gran etapa de contagios, El Colombiano habló con la directora del Instituto Nacional de Salud (INS), Martha Ospina, para conocer cómo se está preparando el gobierno.

“Todas las medidas son importantes. Como también es determinante mantener el lavado de manos, el uso de tapabocas y el distanciamiento social. Son las estrategias comprobadas y más efectivas. La cuarentena inicial tuvo un efecto notorio en reducir la velocidad de contagio y dar tiempo de preparación.

Las aperturas tuvieron el efecto esperado: que poco a poco se fueran recuperando espacios económicos y sociales sin aumentar la velocidad de contagio. Es decir, que esa velocidad de transmisión se diera dentro de los niveles esperados y sin perder la capacidad de respuesta de nuestro sistema de salud. La falla principal se da en las medidas dentro de los hogares, con crecimiento de reuniones y fiestas sin medidas”.